¿Qué es una buena acuicultura? << VOLVER

Pequeños productores y desarrollo sostenible

La Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha pronosticado que la producción de pescados y mariscos crecerá de 166.889.000 toneladas métricas (promedio 2013-2015) a 195.911.000 toneladas métricas en 2025. Se proyecta que el 98% de ese crecimiento (28.463.000 toneladas métricas) vendrá de la acuicultura y que el 90% de ese crecimiento ocurrirá en Asia donde los pequeños productores dominan la producción.
Los expertos están de acuerdo con que el desarrollo sostenible es crucial para la expansión del sector acuícola, ¿pero cómo se define el desarrollo sostenible? La FAO define al desarrollo sostenible como el que “…conserva la tierra, el agua y los recursos genéticos vegetales y animales, no degrada el medio ambiente y es técnicamente apropiado, económicamente viable y socialmente aceptable.”¹ El Fondo Mundial para la Naturaleza define sostenibilidad como “basada en tres componentes: crecimiento económico, progreso social y protección ambiental”². Estas dos definiciones destacan la relación entre la sostenibilidad y el sustento económico (por ej. una que proporciona “empleo duradero, ingresos suficientes y condiciones de vida y trabajo dignas”)³. ¿Qué oportunidades y desafíos existen para el desarrollo sostenible en el sector de la acuicultura a pequeña escala? Exploremos tres ejemplos diferentes: la cría de camarón en arrozales, las “sociedades de camarón” y las granjas de camarón con certificación orgánica.
Cultivo de arroz y camarón:
Una tendencia creciente en Vietnam es la conversión de campos de arroz en estanques de camarón. En los primeros seis meses de 2016, la sequía, junto con la intrusión de agua salada, aceleró esta tendencia. Los productores simplemente no podían sobrevivir con el fracaso de las cosechas de arroz y convirtieron los arrozales para incorporar la cría del camarón y así aliviar la pobreza. Una comuna, Bien Bach en la provincia Ca Mau, convirtió 3.500 hectáreas de un total de 4.200 hectáreas para cultivar tanto arroz como camarón (una cosecha por vez). La provincia Bac Lieu tiene ahora 30.000 hectáreas destinadas al cultivo combinado de arroz y camarón. En la medida en que más pequeños productores de camarón se incorporan al sector, aumenta la demanda para el financiamiento de semillas y alimento. Muchos productores de arroz-camarón no poseen ahorros y van a necesitar contar con recursos externos para financiar sus cultivos. Se necesitará de entrenamiento para implementar prácticas responsables para prevenir enfermedades. Aunque la adaptación al cambio climático ha beneficiado a los productores de arroz en el corto plazo, el desarrollo sostenible (ayudar a los productores a implementar prácticas responsables y a obtener acceso a los mercados a través de la certificación) va a requerir financiamiento y recursos adicionales.  
Las sociedades de camarón:
Las granjas a pequeña escala constituyen el 90% del sector de producción de camarón en la India. En este caso, “pequeña escala” se define como menos de dos hectáreas por granja. En 2007, el gobierno creó el Centro Nacional para la Acuicultura Sostenible (NaCSA, por sus siglas en inglés) para mejorar las condiciones en el sector de producción de camarón. Descubrieron que mediante la formación de grupos o conjuntos de granjas denominadas “sociedad de camarón”, eran capaces de promover con mayor eficacia prácticas responsables para combatir enfermedades generalizadas. Imaginen que en ese entonces 83 de cada 100 familias habían perdido sus cultivos de camarón por enfermedades. Durante su primer año (2007) NaCSA estableció 153 sociedades con 3.326 productores y una producción de 2.180 toneladas métricas. El programa prosperó y a partir del 2015 se han constituido 814 sociedades de camarón que involucran a 18.399 productores de camarón en seis estados (por ej. Andhra Pradesh, Tamil Nadu, Odish, Bengala Oeste, Karnataka y Kerala). Parecía que el desarrollo sostenible se había sistematizado. Aunque se ha logrado mucho progreso, la mejora del acceso a los mercados a través de la certificación grupal de productores a pequeña escala y las sociedades de camarón ha resultado problemática y aún se encuentra en sus inicios. Mientras tanto, NaCSA parece estar perdiendo terreno en la medida en que el uso de antibióticos prohibidos en India es un problema (71% de los rechazos de partidas individuales de camarón de la Dirección General de Alimentos y Fármacos de EE.UU en 2016 provinieron de India). En este caso, ¿pueden los gobiernos y la “acuicultura Certificada” colaborar para proporcionar incentivos de mercado mediante la certificación grupal a productores de camarón a pequeña escala para que estos implementen prácticas responsables?
Camarón orgánico certificado:
Desde 1993, las olas y las mareas oceánicas han erosionado 700 metros de línea costera a razón de 30 metros por año. Los bosques de manglares no son sólo una primera línea de defensa importante contra la erosión, también proporcionan hábitats que promueven la biodiversidad. Actualmente, muchos pequeños productores de camarón en la región del Delta del Mekong en Vietnam están tomando un rol activo en la protección y reforestación de los manglares. Al cultivar arboles de manglar en sus granjas  e incorporar otras prácticas responsables, estos productores están calificando para la certificación orgánica. Estos productores crían camarones jumbo en forma extensiva (aproximadamente 8-14 camarones por metro cuadrado). Las granjas que califican para la certificación orgánica reciben una prima por su producto. En una entrevista un productor comentó que normalmente ganan 200 millones de VND por año, en cambio con la certificación orgánica ganaron 100 millones de VND en sólo 2 meses. Él espera destinar los ingresos adicionales a una nueva casa y una mejor educación para sus nietos. En el futuro, no sólo se pagarán las primas por camarón por la certificación orgánica, también se vincularán en forma más directa con la cobertura de manglar a nivel de la granja. El éxito que ha tenido el programa en la preservación de los manglares es llamativo. Las imágenes satelitales muestran un crecimiento en la cobertura de manglar de 39 a 44% en el área del proyecto (2013 -2015) y se han plantado 80 hectáreas de manglares. Además, estos camarones son libres de antibióticos, lo que los hace más atractivos para los consumidores. El principal desafío es desarrollar un mercado orgánico para este producto.
Estos tres ejemplos muestran la complejidad y las diferentes etapas del desarrollo sostenible. La conversión de arrozales a granjas combinadas de arroz y camarón alivia la pobreza, pero genera la necesidad de entrenamiento y recursos financieros. Aunque las sociedades de camarón constituyen un modelo para la certificación grupal, aún se necesita trabajar mucho para implementar prácticas responsables en forma generalizada.
Por último, las granjas con certificación orgánica están dando grandes pasos en la preservación de los manglares y la mejora de los medios de vida, pero es necesario expandir los mercados para los productos orgánicos certificados. Hoy, la buena noticia es que a medida que los consumidores toman un mayor interés en los alimentos que consumen, el potencial de la “Acuicultura Certificada” de generar un incentivo al conectar los mercados directamente a las granjas es más grande que nunca.

 

 

 

[1] http://www.fao.org/docrep/010/ai388e/AI388E05.htm

[2] Ibid

[3] Ibid