acuicultura << VOLVER

Desarrollo de la acuicultura certificada

La importancia de la acuicultura como fuente de proteína para el consumo humano aumentará en el futuro si se considera la predicción de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) que la acuicultura contribuirá unas 16-47 millones de toneladas adicionales de pescado para 2030. Mirando hacia adelante, ¿qué rol tendrá la acuicultura certificada como fuente responsable de pescado y marisco? Para responder a esta pregunta, debemos comenzar estudiando la evolución de la acuicultura certificada.

Las estadísticas de la FAO de la producción total de la acuicultura datan desde 1950. En ese año se produjeron 584.387 toneladas métricas de pescado y marisco. En 2014, esta cifra fue 73,8 millones de toneladas métricas. Imagine, la producción total de la acuicultura más o menos ha venido duplicándose cada 10 años desde la década del 60 (ha cuadruplicado desde la década del 50). A continuación se puede apreciar el crecimiento de la producción total de la acuicultura comparado con las pesquerías de captura silvestre. (insertar imagen 1 de SOFIA 2016).

Con el crecimiento de la producción acuícola aumentó el reconocimiento de sus beneficios, pero también el del posible impacto negativo sobre los aspectos sociales y ambientales. Los gobiernos reconocieron globalmente la necesidad de desarrollar guías responsables y en 1995 se adoptó el "Código de Conducta para la Pesca Responsable". "Este código, que se adoptó por unanimidad el 31 de octubre de 1995 durante la Conferencia FAO, proporciona el marco necesario para las medidas nacionales e internacionales que apuntan a asegurar una explotación sostenible de los recursos acuáticos vivos en armonía con el medio ambiente".1 En especial, "los estados deberían considerar a la acuicultura, incluso a las pesquerías basadas en la acuicultura, como un medio para promover la diversificación de los ingresos y la dieta. De esta manera, los estados deberían asegurar que se usen los recursos en forma responsable y que se busque minimizar el impacto adverso de la actividad sobre el medio ambiente y las comunidades locales".2 En 1995, la producción total de la acuicultura (incluyendo las plantas acuícolas) fue 31.2 millones de toneladas métricas. Durante este período, la responsabilidad de fomentar el desarrollo sostenible de la acuicultura fue de los estados nación. Pero no todos los gobiernos podían (o estaban dispuestos a) aplicar y regular el Código de Conducta a nivel de la granja. Como consecuencia, hubo un aumento en la acuicultura certificada, un sistema independiente para implementar y controlar las prácticas responsables a nivel de la granja y también como incentivo de mercado.

La acuicultura certificada comenzó preparando principios específicos para  especies y "buenas prácticas acuícolas" para aplicar a nivel de la granja, basados en el Código de Conducta y otros documentos reconocidos a nivel internacional.3 El camarón y el salmón fueron unas de las primeras especies cubiertas por las normas y actualmente hay más de 30 especies cubiertas. En el 2002 se certificó la primera granja de camarones bajo estos principios  y en el 2004 varias granjas productoras de salmón se certificaron bajo las "normas". Entre 2004 y 2014, la producción total de la acuicultura creció 46.5  millones de toneladas métricas adicionales y la acuicultura certificada ahora representa 4,5 millones de toneladas métricas o 6,3% de la producción acuícola convencional.4 Si bien representa un crecimiento promedio de 76% por año entre 2003 y 20155, recién comienza el trabajo de la acuicultura certificada. Con una nueva generación de consumidores alrededor del mundo mostrando un mayor interés en el origen de los alimentos y el método de  producción, la acuicultura certificada asegura que se aborden los temas de la inocuidad alimentaria, la salud y el bienestar de los animales, como también los temas ambientales y sociales.

---------------------

[1]  FAO, Código de Conducta para la Pesca Responsable, Roma FAO 1995 p. vi
[2]  Ibid p. 7
[3]  CODEX alimentarius: "Código de Prácticas para la Pesca y los Productos Pesqueros"; OIT: "Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo" Y "Los Convenios Fundamentales de la OIT"; OIE: "Código Sanitario para los Animales Acuáticos" y el "Manual de Pruebas de Diagnóstico para los Animales Acuáticos"; y OMC: "Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (Acuerdo OTC)" y el "Acuerdo sobre la aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias"
[4]  Potts, J, Wilkings, A., Lynch, M. and McFatridge, S., 2016, State of Sustainable Initiatives Review: Standards and the Blue Economy, IISD 2016 p. 36
[5]  Ibid