Magazin - Aktuelle Artikel <<zurück

Acuicultura en Indonesia

Por naturaleza, un buen país para la acuicultura

Indonesia es un archipiélago tropical formado por más de 17 000 islas, lo que lo convierte en un buen lugar para la acuicultura por naturaleza. Indonesia no solo se beneficia de su gran litoral isleño por la cría de especies de agua salobre como langostinos, pescado marino y plantas acuáticas; sino también por sus aproximadamente 93 000 km2 de aguas continentales (la más importante, el lago Toba: un cráter volcánico en el que se crían tilapias en jaulas). Durante siglos, la población indonesia se ha dedicado a la acuicultura de subsistencia, que comenzó con el sabalote, la lisa y la carpa. Sin embargo, en los últimos 50 años, el país ha ampliado drásticamente la producción de especies acuícolas tanto para el consumo doméstico, como para la exportación. No solo ha ido incrementando de manera continua la producción de especies muy importantes para el comercio (p. ej. langostinos y tilapias) hasta llegar a convertirse en el tercer productor más importante de animales acuáticos cultivados (con 4985 millones de toneladas métricas); sino que desde 2005 ha aumentado la producción de plantas acuáticas (algas marinas) en más de diez veces hasta alcanzar los 11 631 millones de toneladas métricas. Además, en 2016 fue responsable del 38,7 % de la producción total de plantas acuáticas a nivel mundial. (FAO)

 

Una superpotencia en el negocio de la acuicultura

En 2017 Indonesia exportó 3271 mil millones de dólares estadounidenses de marisco (sin incluir las plantas acuáticas y sus derivados).[1] Lo cierto es que alrededor de un 38 % de su producción acuícola y pesca silvestre es producto de exportación.[2] Hay dos especies acuícolas que han contribuido especialmente a las exportaciones: los langostinos y la tilapia. Con una producción de 127 500 toneladas métricas de langostino jumbo, Indonesia es el segundo productor de esta especie a nivel mundial. Además, hace poco ha comenzado a desarrollar la producción del camarón blanco (un sector muy próspero), que ha pasado de ser de 53 217 toneladas métricas en 2004 a ser de 489 555 toneladas métricas en 2016. ¡De este modo, el país se ha convertido también en el segundo productor de camarón blanco a nivel mundial![3] En 2017 Indonesia exporto más de 1,4 mil millones de dólares estadounidenses de langostinos principalmente a EE. UU. (70 %) y, en segundo lugar, a Japón (21 %). La siguiente especie cultivada más importante para la exportación es la tilapia: el comercio de filetes de tilapia congelados se valoró en 57,3 millones de dólares estadounidenses, de los que un 71 % fue importado por EE. UU., seguido de Países Bajos, con el 8 %.

 

[1] ITC HS 030

[2] Phillips M, Henriksson PJG, Tran N, Chan CY, Mohan CV, Rodríguez U-P, Suri S, Hall S y Koeshendrajana S. 2015. Exploring Indonesian aquaculture futures. Penang, Malasia: WorldFish. Informe sobre el programa: 2015-39 p. 5

[3] Estadísticas de FAO sobre la pesca, 2016

 

Alimentación de una población en crecimiento a base de alimentos producidos de manera responsable

En 1960 Indonesia contaba con aproximadamente 88 millones de habitantes, pero esta cifra ha ido aumentando hasta llegar a más de 266 millones en la actualidad, convirtiéndose así en el cuarto país más poblado del mundo.[1] Durante todos estos años, el consumo per cápita de pescado ha pasado de ser de aproximadamente 9,3 kg a ser de más de 41 kg al año.[2] Así pues, la acuicultura no solo ha adquirido cada vez más importancia por proporcionar a los consumidores de estos productos una fuente de proteínas asequible, sino que además contribuye al sustento de más de 2,7 millones de personas que se encuentran empleadas en este sector en la actualidad[3]. Sin embargo, se prevé que la población continúe aumentando hasta llegar a ser de 295,5 millones de personas para el año 2030, y de 321,5 millones para el año 2050. Por lo tanto, la producción acuícola deberá mantener el ritmo tanto de la futura demanda doméstica, como de la de los mercados de exportación.[4] A pesar del gran litoral y las abundantes aguas continentales del país, el cultivo de estas especies se está encontrando con limitaciones y problemas ambientales.  El futuro de la acuicultura sostenible de Indonesia se encuentra amenazado por el cambio climático y la acidificación del océano. Además, la expansión de la acuicultura deberá tener en cuenta las limitaciones del uso de la tierra y del agua.

 

[1] Worldometers

[2] FAO y EIBN 2017

[3] Véase 2 arriba p. 10

[4] Véase 4 arriba

Con vistas al futuro de Indonesia, el sistema de certificación GLOBALG.A.P. ofrece una interesante herramienta para lograr una expansión responsable que respete tanto el litoral de Indonesia, como las aguas continentales dulces y la biodiversidad del país, respetando al mismo tiempo las comunidades locales y sus necesidades.

Para más información sobre las granjas certificadas por GLOBALG.A.P., haga clic aquí. PT. CENTRAL PROTEINA PRIMA (CPP)

   
[1] ITC HS 030
[2] Phillips M, Henriksson PJG, Tran N, Chan CY, Mohan CV, Rodriguez U-P, Suri S, Hall S und Koeshendrajana S. 2015. Exploring Indonesian aquaculture futures. Penang, Malaysia: WorldFish. Program Report: 2015-39 S. 5
[3] FAO Fisheries Statistics 2016
[4] Worldometers
[5] FAO and EIBN 2017
[6] Siehe 2 oben, S. 10
[7] Siehe 4 oben